Docencia

La labor docente constituye la esencia de la tarea del profesorado universitario, que se traduce en la formación de miles de egresados y egresadas. Por esta razón, resulta esencial para el desarrollo de la sociedad del conocimiento, que la actividad docente se lleve a cabo en las mejores condiciones y sin que se vea relegada o supeditada al desarrollo del resto de funciones del profesorado universitario. En línea con este objetivo fundamental, se han incorporado importantes avances en los últimos cuatro años, que deben mantenerse y que se están desarrollando en torno a los siguientes ejes:

  1. Rejuvenecimiento. Apostamos por el rejuvenecimiento de la plantilla a partir del acceso a la figura de Profesor Ayudante Doctor, o las figuras análogas del real decreto en vías de preparación, con las mismas garantías de promoción y estabilización.
  2. Impulso a las convocatorias de promoción y estabilización. Hemos puesto en marcha unos criterios claros y estables para la promoción y estabilización del profesorado para aprovechar toda la tasa de reposición. Este proceso de convocatorias periódicas ha permitido reducir las bolsas de profesorado acreditado y dar a la progresión en la carrera académica condiciones de seguridad, rigor y equidad. Mantendremos la vigencia de estos criterios con las mejoras que las circunstancias aconsejen, siempre con el acuerdo mayoritario de la comunidad universitaria.
  3. Ampliar la mejora en los reconocimientos docentes. A lo largo de estos cuatro años hemos creado nuevos reconocimientos por la labor investigadora (publicaciones obtenidas y financiación proyectos, entre otros), la participación en diferentes comités nacionales e internacionales y hemos aumentado el reconocimiento por la dirección de trabajos fin de estudios. El objetivo es avanzar en esta línea, incorporando nuevos criterios para el reconocimiento por otras actividades académicas que tengan en cuenta la dedicación docente del profesorado, tales como la participación en tribunales de trabajos fin de estudios, sesiones de evaluación u otras actividades docentes, las actividades de innovación docente, investigadoras, de gestión o de representación a nivel nacional o internacional. Nuestro objetivo es lograr el reconocimiento de la dedicación del profesorado de forma integral, valorando la totalidad de la contribución individual a la consecución de los fines de la institución.
  4. Itinerarios bilingües. Hemos ampliado el número de itinerarios bilingües. Hemos fomentado que los 120 ECTS requeridos puedan cursarse de forma íntegra en la Universidad de Oviedo. Todo esto ha conllevado la creación de nuevos grupos, lo que combinado con la reducción del tamaño de éstos (reflejada de forma expresa en el procedimiento de elaboración del POD), ha supuesto un esfuerzo que debe mantenerse en el futuro.
  5. Trabajos Fin de Estudio. En cuanto a la gestión de los Trabajos Fin de Estudios (TFE), hemos aprobado reglamentos para los Trabajos Fin de Grado (TFG) y Trabajos Fin de Máster (TFM), y se ha implementado una nueva aplicación informática con el objetivo de facilitar su gestión electrónica. Hemos avanzado en el reconocimiento de la labor del tutor o tutora. En el próximo mandato extenderemos este reconocimiento a los miembros del tribunal de evaluación.
  6. Reducción de la máxima dedicación docente. En este mandato hemos cumplido con el importante compromiso electoral de limitar la máxima dedicación docente del PDI a 240 horas. Una vez lograda la limitación a 24 ECTS como dedicación máxima de nuestro PDI, el reto es incorporar de forma generalizada nuevos reconocimientos por otras actividades académicas.
  7. Sexenio de Transferencia. En este último año, hemos procedido a reconocer el sexenio de transferencia a efectos de la exención docente, de forma equivalente al sexenio de investigación, algo poco común en las universidades españolas. Mantendremos, este criterio para cualquier otro tipo de sexenio que pudiera establecerse en el futuro como el sexenio docente.
  8. Colaboración Docente. El pleno desarrollo del programa de colaboración docente, pionero en España, ha permitido tanto al personal investigador como al personal de administración y servicios incorporarse a labores de apoyo a la docencia. Esta experiencia docente está plenamente reconocida por la ANECA. En el próximo mandato introduciremos mejoras en su gestión y aplicación y ofreceremos a las y los colaboradores un acceso preferente a los cursos de formación pedagógica del Instituto de Investigación e Innovación Educativa (INIE).

Carrera académica y relevo generacional

La incorporación de nuevo talento, el rejuvenecimiento de las plantillas y la reducción de la precariedad laboral ha sido una prioridad en estos cuatro años de mandato. Hemos incorporado más de 150 nuevas plazas de Profesorado Ayudante doctor a nuestra universidad desde 2016 hasta 2020. Hemos alcanzado acuerdos con las organizaciones sociales para garantizar el pleno desarrollo de la carrera académica en la Universidad de Oviedo y hemos puesto en marcha el mayor plan de promoción y estabilización del PDI de toda la historia de nuestra institución académica, alcanzando en 2020 las 500 plazas.

En este nuevo periodo mantendremos esta línea fundamental de actuación en recursos humanos para el PDI. Potenciaremos la contratación de nuevos ayudantes doctores (o figuras análogas) e incrementaremos el número de contratos predoctorales con programas de colaboración docente (utilizado por más de 1.500 personas) para garantizar el relevo generacional en nuestra institución. Con los criterios aprobados en 2016 para la promoción y estabilización, daremos acceso al profesorado asociado acreditado y a las y los acreditados I3. Trataremos con exquisito respeto la convocatoria de las tasas por discapacidad legalmente previstas.

En el marco de nuestros acuerdos con la representación social, hemos establecido criterios claros y estables para desarrollar la carrera académica en la Universidad de Oviedo. Insistiremos en la puesta en marcha de un plan integral para la convocatoria de plazas en las figuras de profesorado permanente, contratado doctor, titular y catedrático, así como otras figuras, laborales o funcionariales, que legalmente puedan introducirse. Dedicaremos especial atención a las áreas con profesorado más envejecido y sin perspectivas de relevo generacional a través de las convocatorias de profesorado ayudante doctor o contratos predoctorales. Mantendremos las convocatorias de plazas de profesorado permanente en aquellas áreas donde exista profesorado ayudante doctor acreditado a contratado doctor o titular, sin restricciones de antigüedad en la plaza, es decir, desde el primer año de contrato.

Propiciaremos la estabilización del PDI que se incorpora a través de programas de excelencia como el Ramón y Cajal, Beatriz Galindo, Sara Borell o Miguel Servet y otros programas nacionales o autonómicos, así como europeos, como el European Reseach Council (ERC).

Desarrollaremos un plan de especial protección para las personas que están completando su carrera académica después de un periodo dilatado de servicio a la universidad. El profesorado mayor de 60 años podrá reducir progresivamente su actividad docente, 1 crédito por año hasta la jubilación, facilitando al mismo tiempo una transición gradual mediante ese traspaso de tareas y responsabilidades a las nuevas generaciones de docentes.


Formación continua

La formación de nuestro PDI ha sido una preocupación para el equipo de gobierno durante este mandato. Razón por la que pusimos en marcha, a través del Instituto de Investigación e Innovación Educativa (INIE), una oferta formativa amplia y variada. La llegada de la pandemia y con ella la enseñanza on-line, ha puesto de manifiesto la importancia de esta formación y reciclaje. En los próximos cuatro años continuaremos esta senda de potenciación de la formación continua, incrementando la oferta tanto en temática como en cantidad de plazas.

En lo que se refiere a la capacitación lingüística hemos hecho un esfuerzo muy importante en la extensión de los cursos de inglés. En el nuevo mandato continuaremos con una oferta amplia y permanente.

Además, pondremos en marcha una convocatoria para la cofinanciación de formación externa, por ejemplo, certificaciones internacionales o actividades formativas impartidas por organizaciones de prestigio en el ámbito profesional.

Otro de los aspectos relevantes de actualización son las estancias en el extranjero y las estancias en empresas. Los programas de movilidad de excelencia son una herramienta fundamental para la adquisición de nuevas competencias. Insistiremos en la potenciación de las convocatorias existentes incrementando sus recursos y orientándolos a las diferentes etapas de la carrera académica. Proponemos un aumento del número de movilidades docentes hasta el 10%, con la incentivación del reconocimiento en el plan docente de 8 horas por cada mes de movilidad, sujeto a un máximo de 24 horas por curso y profesor o profesora.


Profesorado asociado, sustituto y colaborador

Durante estos cuatro años hemos hecho un esfuerzo notable por transformar y sustituir los contratos de las y los denominados ´asociados impropios´ reduciendo hasta su desaparición las convocatorias de plazas de 6 horas y aumentando la dotación de plazas de Ayudante Doctor. Asimismo, se ha incrementado la utilización de la figura de profesorado sustituto para cubrir las necesidades docentes generadas por bajas laborales o desempeño de cargos académicos de acuerdo con nuestro Convenio Colectivo de los Trabajadores (2013). Mediante esta práctica se garantiza que dichas sustituciones se realicen con contratos dignos evitando la contratación precaria en las figuras de profesorado asociado y fomentando el rejuvenecimiento de plantillas. En el próximo mandato, mantendremos esta línea de actuación a la que complementaremos con la creación de bolsas de empleo que permitan a las áreas nutrirse de sustitutos cualificados de forma urgente. El fin último será erradicar la precariedad en la contratación de PDI en nuestra universidad.


Profesorado de Ciencias de la Salud

La creación del área de coordinación con Ciencias de la Salud ha permitido acercar el gobierno de la universidad al profesorado vinculado. Este compromiso electoral permite mejorar la interacción con un colectivo que tiene especiales características por su doble vinculación hospitalaria y universitaria. Entre otros resultados positivos, se han convocado todas las plazas de promoción de Profesorado de Ciencias de la Salud que se han acreditado con la “cesión de la tasa de reposición” por el SESPA y se han renovado y ampliado las plazas de profesores asociados de Ciencias de la Salud a un total de 182 en este periodo.

Como objetivos para el próximo periodo rectoral, nos proponemos conseguir la regulación de la figura de Contratado Doctor Vinculado para favorecer la carrera académica y la necesaria renovación de la plantilla de profesorado vinculado. En este momento hay más de una docena de profesorado asociado y jóvenes investigadores e investigadoras, con acreditación en la figura de profesor Contratado Doctor. La vinculación en la figura de Contratado Doctor les permitiría afrontar un periodo transitorio que facilitaría su acreditación a Titular. Esta solución ya se ha adoptado en varias comunidades autónomas, al menos en Aragón, Castilla y León, Murcia, Galicia, Cantabria y Andalucía. El segundo objetivo será reforzar la colaboración estrecha de la universidad con la Consejería de Salud para facilitar la labor docente e investigadora de los Profesores Vinculados y Asociados de Ciencias de la Salud.

Un tercer objetivo es el de dotar económicamente una Unidad Administrativa en el Área Docente del HUCA para facilitar gestiones del estudiantado de grado y postgrado y del profesorado de Ciencias de la Salud. Esta unidad podría ser también un apoyo a la descentralización del doctorado y los másteres que ahora se gestionan íntegramente desde el Centro Internacional de Postgrado.

Mantendremos las convocatorias de plazas de profesorado permanente en aquellas áreas donde exista profesorado ayudante doctor acreditado a contratado doctor o titular, sin restricciones de antigüedad en la plaza, es decir, desde el primer año de contrato.

El profesorado mayor de 60 años podrá reducir progresivamente su actividad docente, 1 crédito por año hasta la jubilación