Gestión y apoyo a la investigación

Los resultados de nuestros investigadores e investigadoras en las últimas décadas nos han colocado internacionalmente entre las 500 mejores universidades del mundo.

La Universidad de Oviedo tiene grupos e infraestructuras muy competitivas en investigación. Para seguir creciendo necesitamos generar ciencia excelente en todas las áreas de conocimiento aprovechando las sinergias derivadas de la transversalidad, promocionando el talento e impulsando el papel de las mujeres en el sistema de ciencia y tecnología. De esta forma lograremos incrementar la tasa de éxito en la consecución de proyectos competitivos en las diferentes convocatorias. Nuestro compromiso es seguir aumentando los recursos destinados al Plan de Promoción de investigación, financiado con recursos propios de la Universidad, así como el fomento de la investigación multidisciplinar.

Debemos aumentar el protagonismo de la universidad en el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación del Principado de Asturias (PCTI), a través de la Consejería de Ciencia Innovación y Universidad, logrando hacer efectiva la alineación con los proyectos estratégicos de Transición Justa y de la Transición Ecológica. Nuestra participación en el Consejo Asturiano de Ciencia, Tecnología e Innovación, junto con los agentes sociales y las organizaciones empresariales, dará un protagonismo a nuestra universidad sin precedentes.

Desarrollaremos un programa de atracción de talento (proyectos ERC, contratos Ramón y Cajal, contratos Juan de la Cierva y Beatriz Galindo) y dotaremos al PDI de nueva incorporación de derechos a la hora de disponer de un espacio digno de trabajo.

En los últimos años en nuestro país se ha apostado por la acreditación y financiación directa de centros donde se realiza investigación de excelencia (programas Severo Ochoa y María de Maeztu). La Universidad de Oviedo no debe perder esta oportunidad y, como en otros frentes, debe posicionar sus unidades de investigación hacia centros y unidades de excelencia.

Revindicaremos una Ley de la Ciencia y un programa de recursos humanos para la I+D+i de nuestra comunidad autónoma, que nos permita competir con mayor éxito, no solo en los programas del Plan Nacional, sino también en los programas europeos como Horizonte Europa (2021-2027). No olvidaremos tampoco otros programas internacionales, en particular los proyectos de cooperación científica con Latinoamérica y los programas globales de desarrollo sostenible y Agenda 2030.

El espíritu de colaboración del actual equipo rectoral ha sido determinante para culminar procesos de investigación colaborativa con el CSIC y el Principado de Asturias, a través de los dos Centros Mixtos, CINN y el IMIB, que se encuentra en fase de transformación en Centro Mixto, sin olvidar las numerosas colaboraciones que existen con el INCAR. Este espíritu también ha sido importante para la puesta en marcha de la Fundación para la Investigación Sanitaria de Asturias (FINBA) y del Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (ISPA), así como el comienzo de la actividad investigadora en este último, en el que la mayor parte de las áreas de investigación están lideradas por investigadores de la Universidad de Oviedo.

En toda esta estrategia juega un papel fundamental el incremento de recursos para la gestión de la investigación. Tanto los recursos humanos del Servicio de Investigación y los clústeres del Campus de Excelencia Internacional, como el refuerzo del servicio de informática, incluido el cálculo científico, serán para nosotros una prioridad.

Continuaremos el proceso de consolidación de las nuevas herramientas que se van incorporando al Portal del Investigador hasta lograr una gestión totalmente electrónica de la I+D+i. Procesos como la tramitación electrónica de las comisiones de servicio y la gestión de los contratos de la Fundación Universidad de Oviedo, deben completarse con otros como la tramitación electrónica de facturas y la compra centralizada a través de una Central de Compras como las que ya operan en la Fundación Universidad de Oviedo.


Plan de Promoción de la Investigación

La recuperación de un Plan de Promoción de la Investigación y su consolidación ha sido uno de los retos alcanzados en este periodo de gestión. Mediante este programa hemos consolidado la financiación a los grupos de investigación y desarrollado un programa de becas predoctorales entre otras acciones relevantes. En esta nueva etapa, partiendo de unos niveles presupuestarios alcanzados que superan ampliamente el millón de euros, incrementaremos la cuantía hasta los dos millones. Consolidaremos el plan para mantener a los grupos existentes y potenciar el despegue de los emergentes, aunque las condiciones económicas generales sean adversas. A corto plazo, nuestro objetivo es quintuplicar el número de contratos predoctorales, con especial incidencia en las áreas donde no existan estudiantes de doctorado.


Estructuras de apoyo a la investigación

Nuestra filosofía de generalizar la actividad investigadora a todo el PDI de la Universidad de Oviedo, particularmente en áreas que tradicionalmente habían recibido menor atención, nos ha llevado a crear un Clúster para el apoyo de la investigación en Ciencias Sociales y Jurídicas y Humanidades. Esta iniciativa se ha traducido en un aumento claro de la actividad investigadora en este ámbito. Durante sus dos años de funcionamiento ha asistido a 77 grupos de investigación y ha tramitado 63 propuestas de las que obtuvo financiación en 14. La incorporación de grupos de investigación de las áreas de Humanidades y Ciencias Sociales a esta convocatoria redunda en un importante aumento de la actividad y la producción científica en estas áreas.

En este nuevo periodo rectoral apostaremos por reforzar los recursos humanos del Servicio de Investigación, e impulsaremos la creación de una unidad especializada en auditorías que facilite la superación de los procesos a los que están sometidos muchos proyectos de investigación. Adicionalmente, contrataremos como unidad de apoyo a una o varias consultoras especializadas que colaboren en la preparación y el seguimiento de los proyectos de investigación nacionales, europeos e internacionales.

En lo que se refiere a la infraestructura informática, hemos culminado la puesta en marcha del sistema de gestión iniciada por el equipo rectoral anterior con la integración de la FUO en el mismo. La implantación de esta compleja herramienta ha supuesto un reto sin precedentes. En el próximo mandato seguiremos incorporando nuevos módulos a la herramienta con el objetivo reducir la duración de los trámites administrativos en gestión de proyectos y contratación de personal investigador.


Servicios Científico-Técnicos (SCTs)

Los Servicios Científico Técnicos son un componente esencial en la actividad investigadora de nuestra universidad. Proveen a los grupos de investigación el acceso a técnicas, equipamiento y servicios. Este apoyo se extiende a cualquier empresa u organismo público o privado que lo solicite, racionalizando y optimizando los recursos disponibles en la Universidad de Oviedo.

Durante estos últimos cuatro años, hemos aumentado la plantilla de personal evitando que ningún servicio esté parado por falta de personal cualificado. También, hemos modificado el Reglamento de los SCT permitiendo que el personal técnico pueda participar en proyectos de investigación, lo que les ha permitido asistir a congresos, seminarios y reuniones relacionadas con su especialidad. Hemos potenciado la difusión a las empresas, creando un apartado específico en la página web y un tríptico con la oferta de servicios agrupados por sectores empresariales, lo que ha repercutido en un incremento en la actividad de colaboración con el sector productivo. Hemos incrementado el presupuesto anual para reparaciones y mantenimiento, mejorando el contrato de mantenimiento de equipos científicos y realizando nuevos contratos para equipos y servicios esenciales. Hemos mejorado el sistema de gestión con nuevas funcionalidades y una mayor automatización de los procesos, lo que ha facilitado la adaptación de las tareas administrativas a la nueva normativa sobre contratos menores y mejorado el control sobre la actividad y los recursos.

Para el próximo mandato planteamos una serie de acciones de gran calado. Buscaremos una fórmula para la problemática legal para contratar personal técnico. Crearemos un plan de formación específica para personal técnico, fomentando las relaciones y el intercambio con servicios similares de otras universidades, así como la realización de estancias breves en centros de referencia que les permitan conocer las últimas novedades en su campo de trabajo.

Solicitaremos al Gobierno del Principado de Asturias que cree una convocatoria específica para la renovación y actualización de equipamiento científico-técnico junto con una mayor aportación de fondos FEDER a la convocatoria de ayudas para la adquisición de infraestructuras del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación.

Incrementaremos el presupuesto anual para reparaciones de grandes equipos junto con el mantenimiento y renovación de equipos auxiliares (Sistema de Alimentación Ininterrumpida (SAI), equipos de refrigeración (Chillers), etc.).

Certificaremos los Servicios Científico-Técnicos según la norma de Gestión de Calidad ISO 9001-2015 para posteriormente acreditar aquellos ensayos que puedan tener una mayor demanda por parte de la industria.


Acceso a la información y divulgación científca

La irrupción imparable de la Ciencia Abierta, el Open Science, supone un nuevo planteamiento de la política de financiación de la publicación científica, de nuestra política de acceso a la información y de la evolución de nuestra inversión en acceso a bases de datos y publicaciones. Pondremos en marcha programas para la financiación de la publicación de artículos científicos en abierto para conseguir la máxima difusión de nuestros trabajos. De hecho, financiaremos la publicación en abierto en revistas del primer cuartil o equivalente en Ciencias Sociales y Humanidades.

Para aumentar la visibilidad de nuestras publicaciones, potenciaremos los sistemas de transferencia automática de los datos sobre los grupos de investigación y su producción científica hacia organizaciones internacionales de gestión bibliométrica.

La Unidad de Cultura Científica y de la Innovación de la Universidad de Oviedo ha incrementado en estos años su actividad tanto en número de eventos como  número de personas implicadas. Además se ha incrementado la financiación recibida por parte de FECYT y la UE. Nuestra UCC+i logra regularmente fondos de las convocatorias de FECYT con excelente valoración. Los planes de futuro pasan por diversificar las actividades para alcanzar un mayor impacto social, intensificar la colaboración con los ayuntamientos, llevar la divulgación científica a todo el territorio del Principado de Asturias y alcanzar al público de todas las edades.

Fomentaremos la colaboración en proyectos con financiación europea, liderando iniciativas dentro de G-9 y CRUE, aumentando la producción de contenidos propios difundidos a través de redes sociales como Twitter, Instagram o Facebook, y otras plataformas similares que ya utilizamos regularmente o la promoción del Canal YouTube de la Universidad de Oviedo o también implicándonos en iniciativas editoriales de divulgación científica, incentivando el incremento de nuestra participación e impacto en la plataforma The Conversation España de la que la Universidad de Oviedo es socio fundador.


Servicio de publicaciones

El Servicio de Publicaciones promueve las ediciones de libros y revistas como difusión de la investigación y apoyo a la docencia y constituye el sello editorial de esta universidad. Está dividido en tres grandes áreas, imprenta, librería y editorial.

En estos cuatro años hemos trabajado intensamente en la implantación de una gestión por procesos, culminada con la obtención primero de un sello EFQM y posteriormente con la ISO 9001. Hemos reestructurado las colecciones, con la creación de consejos científicos propios y especializados y la apuesta por la edición digital y el acceso abierto.

En el próximo mandato potenciaremos las colecciones de referencia, ajustándolas a los requisitos del sello CEA-APQ, la edición digital y ajustar las tiradas en papel, aprovechando las posibilidades de la edición bajo demanda y las coediciones, tanto en colecciones como en monografías individuales. Impulsaremos la coedición con editoriales universitarias latinoamericanas. Promoveremos la implantación de modelos de gestión editorial integral como ocurre con las revistas, tanto para actas de congresos como para monografías, y reforzaremos vínculos con otras editoriales universitarias, especialmente en el marco de la UNE y del G-9. Consolidaremos la comercialización del fondo editorial a través de diferentes plataformas de venta y agregadores de libro electrónico. Priorizaremos la edición en abierto y reforzando la colaboración con la biblioteca universitaria aprovechando sinergias. Además, crearemos un plan de actualización tecnológica para nuestro personal, lo que les permitirá adaptase a un contexto de constantes avances tecnológicos.


Transferencia y colaboración con la empresa

La transferencia constituye, junto a la formación y a la investigación, el tercer pilar básico de cualquier universidad moderna. En el presente mandato hemos dado un impulso importante a la colaboración y generación de confianza con el tejido empresarial. Ello se refleja en el sensible aumento de los ingresos obtenidos a través de contratos de los regulados por el artículo 83 de la LOU (más de 400 contratos anuales gestionados por la Fundación Universidad de Oviedo), así como en el incremento de cátedras institucionales y de empresa, más de 30 creadas en esta etapa. Esta estructura de cátedras ha venido a demostrar su eficacia en la colaboración con las instituciones y el tejido empresarial. Para potenciar su visibilidad se comenzó a celebrar la Jornada de Cátedras Institucionales y de Empresa de la Universidad de Oviedo, un encuentro que, por su aceptación y proyección, está llamado a perdurar.

Estas 30 cátedras han traído importantes beneficios tanto para el estudiantado, que puede tener un contacto directo con las instituciones y empresas colaboradoras y adquirir experiencia laboral, como para grupos de investigación, y suponen unos ingresos anuales de en torno a 600.000 euros. Es nuestra vocación para el siguiente mandato, disponer de una regulación específica para cátedras y consolidar todas las existentes. Además, continuaremos creciendo tanto en número como en ingresos, con el objetivo de superar el medio centenar y unos ingresos estabilizados anuales de un millón de euros.

En materia de generación empresarial —spin-off y spin-out—, resulta necesario fortalecer el  desarrollo normativo existente, fomentando y apoyando la cultura emprendedora. Facilitaremos los medios (formación, apoyos técnicos, financiación) que favorezcan que la iniciativa empresarial se desarrolle asociada a la existencia de las expectativas de negocio surgidas de la actividad investigadora y que, adicionalmente, justifiquen la obtención de ayudas de carácter público para proyectos colaborativos. Se prestará especial atención en la generación empresarial a partir del conocimiento generado desde las ramas del conocimiento de Artes y Humanidades y de Ciencias Sociales y Jurídicas.

La Fundación Universidad de Oviedo desde su creación en 1997 ha sido una pieza clave en la gestión de los contratos del artículo 83 de la LOU, por su agilidad y versatilidad, así como su capacidad de adaptación a las diversas situaciones que reclaman nuestros socios industriales e institucionales. Su actividad se ha intensificado en esta etapa, no solo en el área de Investigación sino también en las áreas de Empleabilidad y de Divulgación del Conocimiento de la Ciencia, incrementando su volumen de gestión desde los algo más de cinco millones en 2016 hasta casi siete millones en 2019. La gestión de las cátedras de empresa e institucionales, el Foro de Empleo o el Programa Suma Talento son actividades esenciales que llevamos a cabo a través de su encomienda de gestión.

Después de una etapa de desconexión debido a los cambios en la aplicación de gestión de la investigación, la gestión de la fundación se encuentra plenamente integrada en el nuevo portal del investigador. En lo que se refiere a los espacios físicos, a la sede de Oviedo se han añadido dos sedes en los Campus de Gijón y Mieres, lo que aportará una mayor proximidad a la gestión.


Recursos humanos para la investigación

En el Principado de Asturias es preciso desarrollar un modelo de captación de talento investigador y gestión de recursos con niveles de autonomía y responsabilidad similares a los que disponen las mejores universidades europeas y aprovechar las capacidades de los centros de nuevo cuño, recientemente creados, para  así poder competir, en igualdad de condiciones y llevar a cabo la investigación de excelencia.

Nuestra Escuela de Doctorado y nuestros programas de doctorado, así como los programas de contratos predoctorales, deben actuar como elementos de captación de personal investigador en formación que formará parte y propiciará el relevo generacional de nuestras plantillas y las de los departamentos de I+D+i de las empresas y centros tecnológicos de Asturias.

Promoveremos el desarrollo de un tenure-track de calidad para el PDI de las universidades públicas, que puede desarrollarse tanto a nivel nacional como a nivel autonómico. De esta forma se mitigaría el problema del recambio generacional en la Universidad de Oviedo, que en este momento está fuertemente comprometido. La captación y retención de talento cuenta con muy pocos mecanismos, exceptuando el programa Ramón y Cajal, el recientemente creado Beatriz Galindo y los programas de la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA) y la Fundación Vasca para la Ciencia (IKERBasque), en Cataluña y el País Vasco. Estos modelos serían fácilmente escalables y se adaptarían a la situación del Principado de Asturias.

Como objetivo transversal, siguiendo las recomendaciones que hace la European Platform of Women Scientists Position (EPWS.org), eliminaremos paulatinamente la brecha de género en la actividad investigadora, como ya es habitual para los programas europeos. Pondremos en marcha las medidas necesarias para hacer efectiva la igualdad de oportunidades en la carrera científica de mujeres y hombres.

Los resultados de nuestros investigadores e investigadoras en las últimas décadas nos han colocado internacionalmente entre las 500 mejores universidades del mundo

Hemos dado un impulso importante a la colaboración y generación de confianza con el tejido empresarial. Ello se refleja en el sensible aumento de los ingresos obtenidos a través de contratos de los regulados por el artículo 83 de la LOU (más de 400 contratos anuales gestionados por la Fundación Universidad de Oviedo)